¿Como Instalar Programas en GNU/LINUX?


Gran parte de los usuarios que migran desde otros sistemas operativos a cualquier distribución de GNU/Linux están mucho más que acostumbrados a la clásica instalación de programas que el sistema operativo anterior le ofrece, ya que con por lo general con solo abrir el archivo ejecutable de cualquier programa o su instalador, se procede a la ejecución o instalación.

Sin embargo este tipo de usuarios al migrar de sistema operativo a Linux enfrentan su primera gran dificultad a la hora de instalar cualquier aplicación, dado que en Linux existen diversas formas de instalar software, todas ellas hasta cierto punto sencillas y que brindan al usuario diversas opciones de acuerdo a sus necesidades.

A través de repositorios. Es la forma más común de instalar software precompilado y almacenado en diversos servidores alrededor del mundo, conocidos como repositorios. Existen miles de repositorios disponibles para todas y cada una de las distribuciones de Linux, aunque algunos son oficiales (soportados por los desarrolladores) y otros no oficiales, soportados por la comunidad. Los repositorios permiten instalar software desde la misma consola con comandos como apt-get, aptitude, pacman o zypper, dependiendo de la distro; y en algunas distribuciones también se cuenta con administradores de software para agregarlos y removerlos a manera gráfica.

Paquetes precompilados ejecutables. Son los famosos archivos .rpm de Suse, Fedora, etc, los .deb de Debian y derivados y los .bin (binarios). Proveen de la instalación y archivos de ejecución para una aplicación específica, aunque si requieren dependencias estas no se instalan y de no cumplirlas, no procede la instalación.

Paquetes precompilados. Son parecidos a los anteriores, solo que no son ejecutables y son frecuentemente distribuidos en forma comprimida dentro de ficheros .tar.gz. Para instalarlos solo basta con descomprimirlos y desde la consola ejecutar el fichero precompilado su contenido anteponiendo el comando “./”; el fichero precompilado suele llamarse de la misma forma que la aplicación.

Código Fuente. Se distribuyen de forma similar a los paquetes precompilados, pero con la diferencia que no son directamente ejecutables y primero debemos compilarlos para proceder a instalarlos. Paso obligado es extraer el código fuente del paquete en donde se distribuye, acceder a su ubicación desde la consola y compilarlo, haciendo uso de comandos como “make” y “make install”.

 
COMPILAR UN PAQUETE O PROGRAMA

Compilar un programa para instalarlo es una tarea para usuarios con un poco de experiencia, dado que cada programa tiene sus particularidades. Si tenemos la opción de instalar un paquete binario (.deb, rpm, etc), es mejor optar por usarlo.

En qué momento optaremos por compilar desde las fuentes:

1. Cuando no encontremos el programa en nuestros repositorios o no encontremos la versión que queremos.

2. Cuando no existan paquetes binarios en internet. Algunas fuentes web para hallar paquetes binarios son: www.getdeb.net o www.pkgs.org

3. Cuando queramos optimizar el programa al máximo, ya que lo compilamos exclusivamente para nuestro ordenador.

Para compilar un paquete entonces vamos a seguir 6 sencillos pasos, los cuales van de la siguiente manera.

Paso No.1: Instalar el paquete build-essentials, o development tools (según la distro),haremos tecleando en la terminal:

$ sudo aptitude install build-essential (debian y derivados)
$ yum groupinstall “Development Tools” (redhat/fedora)

Build-essential es en realidad un metapaquete, o lo que es lo mismo: un paquete que contiene otros paquetes, en este caso incluye:

g++
g++-3.3
gcc
gcc-3.3
libstdc++5-3.3-dev

Paso No.2: Descomprimir el archivo con las fuentes del programa.

En este punto ya debemos de tener el archivo comprimido descargado en el escritorio o en cualquier otra parte de nuestro sistema. Normalmente los códigos fuente vienen comprimidos en un fichero .tar.gz. Para descomprimirlos podemos hacerlo con el Gestor de archivadores o abrir un terminal y hacerlo desde ahí, creamos una carpeta con cualquier nombre y descomprimimos con cualquiera de los métodos todo el contenido del archivo .tar.gz. Con lo que quedarían todos los archivos de las fuentes en esa carpeta.

Nota: Es muy recomendable (si no obligatorio) que nos leamos el archivo de ayuda de instalación, que puede llamarse README o INSTALL, aunque el proceso de compilación de un programa es muy similar entre los distintos programas, en este archivo figura el proceso de compilación específico para el programa.

Nota 2: No todos los archivos .tar.gz2 o tarballs son archivos de fuentes para compilar, sino que puede ser que descarguemos un tarball y que contenga ya el programa que queremos ejecutable (archivos .sh, .run. .bin, etc.). Para saber si debemos compilar tendremos que revisar el archivo README y en caso de que éste no dé instrucciones de compilación ya podemos sospechar que no hay que compilar. Si aún así no estamos seguros podemos verificar que dentro haya un fichero ejecutable llamado configure. Si no existe ya no hay duda que no hay que compilar.

Paso No. 3: Configuración para la compilación

Entraremos en la carpeta donde hayamos descomprimido el archivo .tar.gz . Podemos ayudarnos a buscar las dependencias del programa a instalar tecleando desde la terminal el siguiente comando:
$ sudo apt-get build-dep nombre_del_programa (en el caso de debian y derivados) Donde sustituiremos nombre_del_programa por el nombre del programa que estemos instalando. Con esto haremos que el comando apt-get nos busque automáticamente las dependencias y nos pregunte si las queremos instalar.

Seguidamente, ejecutaremos el fichero ejecutable configure que viene dentro de la carpeta de nuestro programa a compilar. Bastará con teclear la siguiente orden desde la consola de comandos (terminal):

$ ./configure
o
$ ./configure –prefix=/usr

Nota:

./ se emplea para ejecutar un archivo ejecutable que se halla en la misma carpeta donde
nos encontramos en ese momento.

configure es el fichero ejecutable que invocaremos.

--prefix=/usr es un parámetro que garantiza que el programa se instale en la carpeta /usr (en caso de no ponerlo, el programa se instalaría en /usr/local), con lo que nos aseguramos que el programa se instale allí.

Nota 2:

El uso del parámetro --prefix=/usr es opcional, ya que no es indispensable. A pesar de ello, algunos programas pueden no funcionar correctamente si no son instalados en la carpeta /usr. Básicamente, /usr y /usr/local son empleados para mantener separados los archivos propios de la distribución (/usr) de los instalados por el usuario (/usr/local). A efectos de invocación/llamada del programa será lo mismo, ya que ambas rutas están en el PATH (que quiere decir que al ejecutarlas, serán encontradas sin problemas). El único riesgo de instalar en /usr en lugar de en /usr/local es que se sobreescriba alguna librería (o programa) instalada por la distribución con una del programa que estemos compilando, por lo que la estabilidad de nuestro sistema se podría ver comprometida. El fichero configure genera la configuración idónea para nuestro PC y le dice a GCC (GNU Compiler Collection) cómo debe compilar las fuentes para que funcionen en nuestra máquina.

Nota 3:

También viene muy bien ejecutar antes y desde la terminal el comando:
$ ./configure –help

Este comando sirve para saber si tenemos que añadir más opciones cuando ejecutamos ./configure y en caso afirmativo, nos informa de qué opciones son.

Paso No.4: Generar el paquete binario

Para generar el paquete binario tendremos que usar el comando make:

$ make

Paso No. 5: Instalar el paquete binario

A estas alturas ya tenemos el paquete binario creado. Para instalarlo usaremos el
comando make install:

$ sudo make install

Si todo ha ido bien podremos ir a buscar el programa recién instalado y ejecutarlo. Si por alguna razón queremos desinstalar el programa que acabamos de compilar, lo podremos hacer siempre y cuando no hayamos borrado el directorio en el que hemos hecho la instalación. Bastará hacerlo con la instrucción:

$ sudo make uninstall

Paso No. 6: Borrar la Carpeta

Borraremos la carpeta, puesto que a estas alturas ya tenemos el programa instalado y ya no necesitaremos nada de esa carpeta. De este modo contribuimos a mantener limpio nuestro sistema.

RESOLVER DEPENDENCIAS FÁCIL Y RÁPIDO EN DEBIAN Y DERIVADOS:

Esta es una herramienta que nos permite resolver las dependencias al momento de compilar algún software, automagicamente y evitarnos hacerlo de forma manual, se llama auto-apt . Para instalarlo basta con escribir en la terminal (como root):

# apt-get install auto-apt (lo instala)
# auto-apt update (descarga las librerias necesarias)
# auto-apt updatedb && sudo auto-apt update-local (actualiza la base de datos del
programa)

El proceso normal para la compilacion seria algo asi:

1)untar
2)./configure
3)make
4)make install

Para hacerlo con auto-apt:

1)untar
2)auto-apt run ./configure
3)make
4)make install
5)listo

Cómo funciona?

Lo que hace es que al momento de realizar el ./configure y encontrar una dependencia que falte, pone en pausa el ./configure y procede a descargar e instalar la dependencia, cuando termina continua con el ./configure y si encontrara otra dependencia faltante vuelve a pausar y a repetir el proceso hasta que se finalice.

INSTALAR Y/O EJECUTAR ARCHIVOS EN FORMATOS XXXX

En algunas ocasiones nos vamos a topar con que no encontramos el programa o paquete que necesitamos en los repos (repositorios) o que en la página oficial de donde lo descargamos está en un formato “raro” como .bin, .sh, .jar etc. Y para los que aún se les pueda resultar complicado la compilación desde el source, seria más fácil simplemente ejecutar este tipo de archivos, para eso haremos de la siguiente manera:

.bin

No.1 Darle permisos de ejecución:

Esto lo podemos hacer de dos manera, una seria darle click derecho sobre el archivo y en la pestaña permisos marcar la casilla “ejecutar como un programa” o “es ejecutable” (dependiendo si es gnome o kde).

O bien desde la terminal colocándonos en el directorio donde se encuentra el archivo, digamos que está en la carpeta descargas en tu carpeta personal, navegamos hasta allí:
$ cd /Descargas (no olvidar que es Case sentitive)

Una vez estemos en la carpeta que contiene el archivo le damos los permisos tecleando lo siguiente:

$ chmod +x nombre_del_archivo.bin (ejecutarlo como root si hace falta)

No 2. Instalar o ejecutar:

Para instalarlo o ejecutarlo podemos simplemente dar doble click sobre el archivo y seleccionar la opción “ejecutar” o “ejecutar desde terminal” y seguir con la ejecución. O bien desde terminal
$ sudo ./nombre_del_archivo.bin

.sh

Estos archivos son archivos de script y se ejecutan o instalan tan fácil como doble click ejecutar o desde terminal $ sudo sh nombre_del_archivo.sh

.jar

Similar al anterior simplemente tecleamos en terminal:
$ sudo java –jar nombre_del_archivo.jar

App Runner:

Si todo lo anterior te pareció difícil y/o te puede quitar mucho tiempo, existe para debían y derivados una mini aplicación llamada app runner que te permite ejecutar los archivos con las extensiones anteriores y algunas otras con un solo click derecho, para eso vamos a su página oficial, lo descargamos e instalamos (esta en formato .deb) (solo está para escritorios gnome) y para ejecutar X archivos solo le damos click derecho/script/Run y listo. La página oficial es: http://hacktolive.org/wiki/App_Runner.

cristian alonso

Autor & Editor

Usuario avanzado en GNU/Linux.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
biz.